sábado, 12 de enero de 2013

Cruda realidad

Si ahora quieres a otro, significa que no me quisiste ni una cuarta parte de lo que yo te quise a ti. No me adoraste de esa manera. De esa no.
Y no es malo, ni está mal que lo hagas, sólo me asegura y me confirma que sentía exactamente lo que te decía. Aquellas cosas que siempre te dije y que tú no creías. Tal vez ya sea tarde, pero es mi manera de demostrarte que eran verdad.

Siempre te dije que yo te quería más, y al final, gané.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada